Familia ASSIER

Versión para impresiónPDF version

Llegando a la última  fase de nuestro procedimiento de adopción, quisiéramos agradecerle a Usted y a todo su equipo su profesionalidad, las atenciones y el excelente trabajo que desarrollaron hasta ahora a favor de nosotros y de nuestra hija Angelina.

Usted ha sabido responder en todo momento a nuestras preguntas en plazos muy cortos sin vacilar de reformularlas en lo que concierne los documentos  a reunir para el expediente. Usted nos ha ayudado a escoger las fechas de nuestra estancia, el hotel o el piso donde alojarnos durante nuestra primera visita teniendo en cuenta por igual nuestra situación profesional y/o material y respetando las condiciones de nuestro contrato.  

Durante nuestra  estancia junto con Angelina, usted nos ha brindado un respaldo formidable. Usted se encargó de nosotros aún desde el aeropuerto (cambio de moneda, presentación del piso y de la ciudad). Usted nos invitó amablemente a visitar la oficina de su Agencia para presentarnos el equipo y establecer el programa de la semana que  íbamos a pasar  junto con nuestra hija. Allí también se preocupó por responder todas nuestras preguntas sobre nuestra estancia y nos dio los pertinentes consejos.   

Nos sentimos  confiados, tranquilizados y respaldados, listos para reunirnos con nuestra hija Angelina. En aquel momento  usted se convirtió para nosotros en respaldo, intérprete  y persona de confianza para toda la semana que nos esperaba pasar en su país, y todo eso en el contexto de una profesionalidad ejemplar y comprensión humana.

Usted ha sabido estar cerca de nosotros para traducir y tranquilizar a  Angelina que no conoce nuestra lengua y nuestra cultura, al tiempo que retrocedía cuando era necesario dejarnos acariciar o jugar un rato con nuestra hija. Usted ha creado una buena relación entre el equipo del orfelinato y nosotros  (la directora, la profesora, el personal) o los especialistas (médicos, pediatra, psicólogo…). En este ámbito también hemos podido intercambiar mucha información gracias a usted y siempre en el contexto de un profundo respeto mutuo. Usted ha sabido encontrar  las palabras reconfortantes cuando  estábamos presa de las emociones en el momento de separarnos al final de nuestra primera visita.

Deseamos  dirigirle estas palabras para agradecer vuestros servicios y vuestra profesionalidad durante todo el camino que tuvimos que recorrer. Vuestra competencia, vuestra dedicación  y disponibilidad conforman un sólido respaldo para nosotros. Hemos vivido momentos de una emoción muy fuerte, que usted, gracias a su entendimiento y sabiduría ha sabido  calmar.

Esperamos que otros futuros adoptantes conozcan  la emoción de encontrar a su hijo gracias a usted y a nosotros no nos queda nada más que estimularles a hacerlo con su ayuda.

Favor reciban, Usted y su equipo,  nuestro más profundo reconocimiento.

Share